Aunque nuestro mar es enorme y ofrece muchísimos productos, en Chile no nos caracterizamos por consumir mucho pescado, y siendo un alimento tan bueno para los niños, rico en hierro, grasas buenas y con pocas calorías, lo mejor es tratar de estimular su consumo.  En los martes de niños hemos tratado de hacer recetas que luzcan atractivas y tengan algún cuento, así que hoy, te presentamos este pescado varado… pues el arroz integral simulará ser la playa con textura de conchitas molidas. Aprovecha de hablar del cuidado de los animales marinos cuando esto sucede y deja que tus hijos te sorprendan con todo lo que saben.

Ingredientes (4 personas)

  • 2 tazas de Arroz Integral Tucapel
  • 1 caldo de verduras
  • 2 corvina tamaño regular o bien, 4 piezas
  • 3 tomates sin semilla
  • 1 cebolla
  • Ketchup
  • Ramitas de apio
  • Aceitunas
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva, perejil y cilantro

buenuelos

Sofríe el arroz y agrega el caldo de verduras a la cocción.

En una fuente para horno dispón la cebolla picada a la pluma lo más finamente que puedas, las aceitunas, las ramitas de apio  y el tomate en cubitos. Rocía todo con ketchup y aceite, pon algo de sal, esto le dará un sabor irresistible para los más pequeños. Dispón encima de esta preparación las piezas de corvina y sobre cada una de ellas, un trozo de mantequilla, el perejil y el cilantro. Reserva un poco de estas hierbas para agregar fuera del horno.

Cocina por 15 minutos o hasta que la corvina esté blanda, esto dependerá del grosor de las piezas.

Ahora arma el pescado varado para presentar esta receta. Dispón el arroz en ¾ partes de la fuente o plato y en la que va a ser la orilla de la playa, el tuco de tomates, cebollas y aceitunas, como si fuera la espuma y sus conchitas. Sobre esto, las piezas de pescado –como entre el mar y la playa- y espolvorea con más perejil y cilantro.