MAR0067-528x354

Cuenta la leyenda que las magdalenas fueron inventadas por la cocinera de un rey polaco en el siglo XVIII. Para una cena que iba a ofrecer, el rey le pidió a su cocinera que preparara algo novedoso para sus distinguidos invitados. Se dice la joven no tenía muchos ingredientes, pero optó por preparar algo sencillo, pero no menos delicioso: unos pequeños quequitos de mantequilla. La receta se popularizó rápidamente en las cortes europeas y fue bautizada con el nombre de su creadora: Magdalena.

Ingredientes (4 personas)

2 huevos

1/2 taza de azúcar

2/3 taza de harina de arroz

2 cdas. de agua de azahar

2 cdtas. de levadura

100 gramos de mantequilla derretida

2 cdas. de leche

Derrite la mantequilla en una olla a fuego lento y deja reposar. Bate los huevos con el azúcar, añade el agua de flores de azahar y las dos cucharadas de leche. Luego, agrega la harina, el polvo de hornear y revuelve. A continuación, mezcla con la mantequilla y la leche restante y deja reposar por 15 minutos. Mientras, enmantequilla los moldes Madeleine, y vierte la mezcla, pero ojo, sólo debes hacerlo hasta la mitad del molde, ya que las magdalenas suben bastante. Hornea en horno precalentado previamente, a 240ºC. Al cabo de 5 minutos, baja la temperatura a 200ºC y cocina por 10 minutos más. Deja reposar y están listas para comer!