embarazo-alimentacion-mitos-448x354Sabemos que la alimentación durante el embarazo es un tema. Si estás embarazada, sigue las siguientes sugerencias para satisfacer las necesidades de su cuerpo y evitar las molestias comunes del embarazo.

-
Desayuna todos los días: Si tienes náuseas por las mañanas, come tostadas de trigo o galletas integrales al despertarte, aún antes de levantarte de la cama. Un poco más tarde, tal vez a media mañana, come el resto del desayuno (fruta, avena, cereal, leche, yogur y otros alimentos).

-
Come alimentos con un alto contenido de fibra: Consumir cereales de granos integrales, vegetales, frutas, frijoles, pan y arroz integral, tomar mucha agua y realizar actividad física diaria, te ayudará a evitar el estreñimiento del que padecen muchas mujeres embarazadas.

– Mantén a mano alimentos saludables: Será más fácil que tengas un refrigerio saludable, como manzanas, plátanos, duraznos, naranjas y uvas. Las frutas y los vegetales frescos, congelados y enlatados, así como los porotos enlatados, constituyen adiciones saludables y rápidas a las comidas.

– Si sufres de acidez durante el embarazo, come comidas pequeñas más a menudo, come despacio, evita las comidas picantes o grasosas (como el ají o el pollo frito), toma líquidos entre las comidas en vez de con las comidas, y no te acuestes inmediatamente después de comer.

– Si tienes muchas náuseas o vómitos excesivos (“hiperémesis”), consulta a tu profesional de la salud. Puede ser que tengas que ajustar la manera de alimentarte, por ejemplo, comiendo comidas más pequeñas más a menudo y bebiendo muchos líquidos. Tu profesional de la salud puede ayudarte con las náuseas o vómitos, para que puedas continuar alimentándote sanamente.

Fuente: http://www.nutritips.com