La invitación es preferir alimentos con menos sellos y si no tienen mejor.

Con la nueva ley de alimento se busca distinguir con sólo una mirada a través de los sellos de advertencia “ALTO EN” aquellos alimentos menos saludables.
La presencia de uno o más sellos de advertencia en un producto nos indica, que al alimento se le ha adicionado uno o mas ingredientes, que hacen que supere los límites críticos establecidos por el Ministerio de Salud, en relación a sodio, azúcares, grasas saturadas o calorías para 100 gr o ml de alimentos.

Esto significa que, si un producto es alto en azúcar pero su envase contiene 35gr, lo realmente “Alto en” sería consumir 3 paquetes de ese alimento.

Cuando existen dos (o más) productos similares y todos tienen los mismos logos, como por ejemplo dos marcas de galletas o varios tipos de helado, no significa que sean iguales en cuanto a sus nutrientes, por lo que es importante considerar dos aspectos:

Revisar la tabla nutricional: En la columna de nutrientes por cada 100 g, verificar la cantidad que contiene cada uno, e identificar y elegir el que tiene menos. La normativa establece un límite para cada nutriente, por lo que si un alimento lo supera, sin importar si es en un 5% o 50%, debe tener el logo. Entonces, la recomendación es revisar dicho parámetro en la tabla nutricional e identificar si hay diferencias significativas.

Revisar la porción: Es necesario revisar a cuántos gramos corresponde una porción en cada producto y elegir la más pequeña. Por ejemplo, si a un niño le damos dos galletas como premio por una buena nota, escoja la que tenga menos cantidad de azúcares y grasas por porción.

Hay alimentos que pueden generar daños en nuestra salud si se consumen en exceso, y es recomendable evitar o reducir su ingesta. Estos son:

ley_etiquetado2

Productos Altos en Sodio (sal) : 

El consumo constante de estos alimentos genera un aumento de la cantidad de agua en el cuerpo, además de provocar un incremento de la presión arterial que puede desencadenar una hipertensión arterial crónica, lo que a largo plazo trae consecuencias como fallas cardíacas y renales.

Productos Altos en Grasas Saturadas (presente en frituras):

Una alta cantidad de grasas saturadas está ligada a un aumento de la grasa acumulada en nuestro cuerpo, lo que puede generar un colesterol alto, un factor importante que puede gatillar infartos al corazón y al cerebro.

Productos Altos en Azúcar (como la azúcar refinada):

Un consumo regular de alimentos altos en azúcar trae como primera consecuencia un aumento de la grasa corporal, ya que la energía que no se utiliza se guarda en nuestro cuerpo como grasa. Además puede producir enfermedades como hígado graso, resistencia a la insulina y diabetes, lo que a largo plazo produce fallas en el sistema cardiovascular, riñones y ojos, y puede desencadenar neuropatías y amputaciones de algunas partes del cuerpo.

La invitación:
  • Aumentar el consumo de alimentos frescos, naturales y preparaciones caseras.
  • Disminuir el consumo de alimentos con alto contenido de calorías, azucares, grasas saturadas y sodio.
  • Mirar y respetar las porciones de consumo recomendadas en el envase (los sellos son para 100gr de productos).
  • Preferir alimentos con menos sellos de advertencia y si no tiene sellos mejor.
TODOS los productos Tucapel  son LIBRES DE SELLOS “ALTO EN”

SELLO-TUCAPEL2