la-primavera-292x354Habías pensado que una fruta o verdura benefician a un órgano por su forma?

Si bien la distinción de las frutas y alimentos según su morfología no tiene validación científica se basa en una técnica de observación que se conoce como “signatura”, la cual describe los rasgos físicos de cada una de los alimentos y en este caso, son leídos en semejanza y por asociación, con los órganos del cuerpo.

Autorizada o no; mito o realidad, los siguientes alimentos tienen un parecido asombroso. Toma nota y recuerda en qué te benefician!

• Apio: Radio y al cúbito humanos. Son una fuente de calcio para los huesos.

• Cebolla: Células. Ayudan a la limpieza y desintoxicación.

• Cítricos en general: Se parecen a las glándulas mamarias. La lactancia y la fijación de calcio se benefician con ellos.

• Frambuesas: Rebanadas podrían ser como dientes. Los blanquean al frotarlas contra los dientes, ayudan a mantener la dentadura fuerte y sana. El rojo es su parte homóloga en la salud de las encías.

• Higos: Órganos sexuales masculinos. Incrementan la movilidad del esperma y ayudan a la fertilidad.

• Palta y pera: Semejantes al útero. Ayudarían al regulamiento hormonal y prevención del cáncer cervical.

• Plátanos: Mano humana. Tiene potasio que sirve para fortalecer huesos y articulaciones.

• Porotos: Riñones. Ayudan a su funcionamiento y existe un remedio casero en base a ellos, para eliminar cálculos renales.

• Tomate: Al cortarla en rodaja tiene 4 cámaras igual que el corazón. Contiene licopina, una sustancia que mantiene la viscosidad de la sangre y protege contra los problemas del sistema circulatorio,

• Zanahoria: Su interior al cortarla, se parece a la forma del ojo, tiene pupila, iris y las líneas de contorno. Alimentarnos con zanahorias sana la visión y ayuda a fortalecerla.