Esta semana el miércoles es para el picoteo, pero para ese picoteo que surge sin querer a media mañana, se asoma urgente por la boca del estómago, te hace cosquillas en los labios y te induce a sacar una galletita por aquí o un chocolate por allá. Vamos a preparar una receta de galletas de arroz básica para que siempre tengas un snack saludable a mano, hecho en casa, perfecto para llevarlo en tu cartera cada día… de dos o tres no más, claro, ¡no vaya a ser que te las comas todas de una vez! Lo que también puede pasar, pero tranquila, aquí no estamos para juzgar a nadie.

Ingredientes

  • 500 gramos de arroz Tucapel  Gran Selección grado 2
  • Miel
  • Sal sin sodio
  • Semillas de sésamo negras y blancas
  • Implemento extra necesario: papel film

Galletas de arroz

1.- Hierve el arroz por 20 minutos y déjalo enfriar. Sepáralo en puñados iguales y dales una forma circular del tamaño de un plato de café chico y con un medio centímetro de espesor más o menos.

2.- A aquellas galletas que quieres dejar saladas, ponles una pizca apenas de sal y semillas de sésamo negras (presiona estas últimas para que penetren en el arroz, pero sin deformar la galleta); a las que quieras dejar dulces, ponles las semillas blancas.

3.- Luego envuelve cada medallón en papel film y ponlos a calentar en el microondas por unos segundos a su máxima potencia; después dalos vuelta y sigue por otros dos minutos más. Repite esta operación dos veces más.

4.- Por último, retira el papel film de las galletas y termina el proceso tostándolas en una sartén, por ambos lados.

5.- Antes que se enfríen, baña con chorritos suaves de miel las galletas que dejaste para endulzar. También las puedes dejar neutras, para que después las pintes con algo de mermelada light o te sirvan de base para ricos aperitivos light con algo de queso crema y jamón de pavo; palta y cilantro; queso crema y palta; jamón de pavo y aceitunas; aceitunas y queso crema…. Uf! Lo que quieras.